Top

A mover el esqueleto

Si eres de los que pasa la mayor parte del día sentados frente a un escritorio, estos consejos son para ti. ¡Sácale provecho a tus horas de trabajo con estos ejercicios ideales mientras estás en la oficina!

.
* Tonifica tu parte trasera, con el “Levantamiento de pierna oculto”
.
Siéntate con la espalda recta, haciendo que tus piernas se sientan pesadas. Y extiende una de tus piernas hacia arriba, dejando la otra en el suelo. Permanece así por aproximadamente 1 minuto y medio, o la mitad de tu canción favorita. Baja el pie y cambia de posición con la otra pierna.

.
* Tonifica tus abs, con “El Giro en la silla”
.
Si te la pasas sentado en una silla giratoria, este ejercicio te va a quedar perfecto. Siéntate con la espalda recta y tus pies flotando a pocos centímetros del suelo. Mantén el equilibrio sujetando ligeramente el borde del escritorio con tus dedos, y contrae tu ombligo hacia dentro. Con esta posición, usa tus abdominales para girar de lado a lado en tu silla.

.
* Fortalece tus muslos, con “La pose de la Realeza”
.
Siéntate derecho en tu silla y presiona tus rodillas y tobillos para que queden juntos, e inclina tus piernas hasta que queden en un ángulo de 45°. Mantén esta posición durante 60 segundos.

.
* Alivia la tensión del cuello, con “Brazos Cruzados”
.
Lleva tu brazo izquierdo por detrás de la espalda desde la cintura, y tu brazo derecho hacia tu espalda pero desde arriba por detrás de la cabeza. Junta lo más que puedas, todos los dedos de tus manos y mantén la posición. Respira profundamente y repite cambiando la dirección de tus brazos.

.
* Combate algunas lonjitas, con “El giro de torso”
.
Pon tu mano derecha sobre tu rodilla izquierda y gira suavemente tu cabeza para mirar por encima del hombro izquierdo. Puedes sujetarte del respaldo de tu silla para estirar un poco más. Mantén esta posición por 30 segundos y repite, cambiando de lado.

.
* Siente un estiramiento total, con “Manos arriba”
.
Para que sientas la experiencia total, te recomendamos quitarte los zapatos, y siéntate en tu silla hacia adelante. Gira los dedos de tus pies hacia la planta y apóyate en ellos mientras levantas los brazos sobre tu cabeza y poco a poco, reclina tu espalda hacia atrás. Saca el pecho mientras llevas tus hombros hacia el respaldo de la silla.

 

.-

Sin comentarios

Publica un comentario